Guardián Seguridad - Peligros en tu hogar

Peligros en tu hogar
Vale, de acuerdo, el título de la noticia de hoy puede ser un poco sensacionalista pero es que nos hemos dejado influir por la televisión y sus programas amarillos. Prometemos no verlos más, palabrita de Guardián Seguridad.

Ahora bien, el mensaje que queremos haceros llegar es que el hogar además de ser nuestro paraíso particular también es el espacio en el que se producen la mayoría de los accidentes. Lo bueno de todo es que se tratan de accidentes que, en la mayoría de los casos, ocurren por descuidos o porque nos creemos más invencibles que el protagonista de Los Inmortales y, por lo tanto, son evitables.

Al equipo de Guardián Seguridad nos conocéis por proteger vuestras casas de los maleantes, pero si ese problema lo tenéis resuelto, ahora os vamos a dar algunos consejos para que no sufráis accidentes dentro de vuestras viviendas.

¿Cuáles son los accidentes más comunes en el hogar?, fracturas y contusiones por culpa de caídas, cortes, quemaduras, atragantamientos e intoxicaciones son otros de los peligros que toman vida cuando cerramos la puerta de nuestro hogar.

Especial atención debemos poner en las personas de mayor edad y en los más pequeños, porque suelen ser los individuos más expuestos a los accidentes domésticos.

Recomendaciones para que tu hogar no sea una trampa:

  • Nada de patinaje. Las caídas por culpa de resbalones son muy habituales en el hogar, algo que se puede evitar en la mayoría de los casos. ¿Cómo?, en primer lugar, eligiendo un suelo que no nos empuje a ser patinadores. Si el suelo ya venía de serie y no lo vamos a cambiar, pues compensémoslo utilizando un calzado antideslizante.
Nada de utilizar el suelo como piscina, eso suele pasar mucho en el baño, que nos venimos arriba mientras nos duchamos y lo dejamos perdido de agua olvidándonos que luego tenemos que salir de la ducho con los pies mojados y el contacto con el suelo puede llevarnos a que contactemos antes con la cabeza que con los pies. Utiliza alfombrillas antideslizantes, tanto dentro como fuera del cuarto de baño porque tenemos la costumbre de poner alfombritas a los pies de la cama, y eso está muy bien porque pisar el suelo frio por las mañanas no es agradable pero, vamos a hacer que no resbalen cuando las pisamos, ¿vale?


  • Las mezclas para los cócteles. La limpieza es necesaria para vivir cómodamente, evitar alergias y que los amigos cuando lleguen a casa no piensen que somos unos dejados. Pero, en nuestro afán de que nuestra casa brille no juguemos a mezclar los productos de limpieza como si volviéramos a ser niños jugando con el Quimicefa.
Los productos de limpieza ya son lo suficientemente buenos como para que nos metamos nosotros a mezclarlos. Muchas de las intoxicaciones que se producen en el hogar son precisamente por querer alcanzar el “superlimpiador”, eso mejor se lo dejamos a las marcas de limpieza y nosotros nos dedicamos solamente a echar sus productos en una bayeta y limpiar. ¡ojo!, leed los riesgos que algunos productos ya traen de serie como pueden ser lejías, amoniacos, disolventes, etc.
  • Master Chef mola. Quemarse y cortarse, no. Los programas de cocina han sacado el cocinillas que todos llevamos dentro y la cocina se ha convertido en nuestro laboratorio particular desde intoxicar a nuestros parientes (perdón, queríamos decir alimentar).
Desde pequeños nos enseñaron que no había que jugar con fuego pero haber quién es el listo que hace una paella sin fuego. Dicho lo cual la cocina se convierte en el espacio en el que más quemaduras se producen.

Cuando estemos cocinando haced que las asas de sartenes, ollas o cazos no sobresalgan de la zona de los fuegos. Después de utilizar el horno, ojo, con meter la mano para coger o dejar alguna bandeja en él.

Respecto a los cortes, sabemos que a todos nos vuelve locos la velocidad con la que los chef cortan la cebolla pero, ¡amigo!, nosotros no somos chef y la habilidad no es la misma (ni los cuchillos tampoco), así que mejor despacio que seguro que rápido pero manchando la cocina de sangre.

Sobra decir que los niños no deben estar cerca ni de cuchillos, ni del fuego y que en la cocina no deberían estar si no hay un adulto con ellos.

Hasta aquí tres consejos para hacer de vuestras casas lugares más seguros, si a esto les añadís nuestras medidas de seguridad, mejor que mejor. ¿Por qué?, porque entre nuestros productos os ofrecemos la posibilidad de sistemas de alarma que comunican cualquier incidencia que se produzca en vuestro hogar con los servicios de emergencia correspondientes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar